Visto: 197

Forcepoint, una solución viable para comenzar a proteger la infraestructura crítica de México

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El primer gran golpe a la infraestructura crítica del país lo vivimos en 2018, con el ataque al SPEI que dejó pérdidas de entre 400 y 800 millones de pesos.

En los dos últimos años, México ha comenzado a vivir una tormenta en lo que se refiere al apartado de ciberseguridad en su infraestructura crítica, debido a que esta fue puesta en peligro en un par de ocasiones. La primera, cuando un ataque cibernético perpetró el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), dando paso a una pérdida millonaria que osciló entre los 400 y 800 millones de pesos. Mientras que la segunda se dio hace unos cuantos días en la banca privada, cuando el principal proveedor de sistema para pagos con tarjeta de crédito y débito (Prosa) tuvo una incidencia en su Data Center, creando un caos sin precedentes en el país. Por tal motivo, quisimos dar un repaso por las capacidades únicas con las que cuenta Forcepoint para responder ante este tipo de casos, ya que se trata de la compañía de seguridad cibernética con más experiencia en este sector a nivel internacional.

Diseñado para responder a panoramas de acción masiva, Forcepoint cuenta con su división de Gobiernos Globales y Seguridad Empresarial, la cual se encarga de proporcionar productos de seguridad cibernética especializados en detección de amenazas internas, seguridad de datos, protección avanzada contra amenazas y uso compartido, y colaboración de datos seguros; todo esto gracias a las soluciones de dominio cruzado de la compañía, los cuales permiten granular e intercambiar los datos entre redes segregadas a un nivel más profundo que un firewall convencional, además de crear comunicaciones más eficientes, limpias y seguras, con base en productos de última generación como High Speed Guard, Trusted Getaway System, y Data Guard.

En este sentido, es importante recalcar que Forcepoint está respaldado por más de 20 años de experiencia, durante los cuales ha ofrecido su servicio tanto a sistemas gubernamentales, como a grandes industrias públicas y privadas con infraestructura crítica como: salud, finanzas, energía, transportes, y comunicaciones, entre otras más. De esta forma, la compañía se centra en afrontar una brecha tecnológica que requiere de un alto nivel de especialización, pues sus funciones son básicas para mantener el orden en la sociedad.

Tal como mencionamos al inicio del texto, México se encuentra en una fase inicial de una tormenta de ciberseguridad en lo que respecta a su infraestructura crítica, ya que hasta el momento los ataques y fallas se han centrado en el sector bancario, pero el día de mañana podría golpear otros más graves para la vida humana, como la salud pública, la electricidad, o los sistemas de agua potable, dando paso a una crisis que aún se puede comenzar a prevenir.