Visto: 477

¿Existe algo como el hackeo de automóviles?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los vehículos son cada vez más inteligentes, por lo que ahora es mucho más difícil robarlos con herramientas físicas.

Desde le invención de los inmovilizadores, los robos han disminuido globalmente. Pero estos dispositivos de seguridad de los coches se pueden hackear.

Pero ¿qué es un inmovilizador? Se trata de un dispositivo que corrobora que es el propietario del automóvil quien intenta abrirlo. Aunque el primero se inventó en 1919, era de carácter muy diferente a los actuales. Estos tienen dos partes esenciales: un transpondedor en la llave de contacto y un receptor. Cuando alguien trata de arrancar el motor, el vehículo envía una señal de solicitud a la llave. Si esta devuelve la señal, el inmovilizador envía un comando a la unidad de control del motor para que arranque. Hitag2, DST40 y Megamos Crypto fueron algunos de los primeros transpondedores.

En los noventa los inmovilizadores proliferaron hasta el punto de ser obligatorios en Estados Unidos, contribuyendo en gran medida a la disminución de robos.

El hackeo de coches se hizo regular y llegó a su máximo en ocho años en el 2018. Los automóviles de marcas de lujo rápidamente resultaron los más hackeados. Por ello la investigación de ciberseguridad automovilística se ha enfocado en dichas marcas.

El primer paso en hackeo de coches es el acceso al bus en el puerto OBD II estándar. Todos los coches posteriores al año 2000 lo tienen. Se puede conseguir el firmware del coche de muchas maneras y grados de complejidad. Algunos están disponibles en línea y los fabricantes los comparten por cuestiones de diagnóstico o mantenimiento.

Los inmovilizadores de carros actuales son muy eficaces pero no pueden contra los ladrones de coches más sofisticados en el sector de la producción en masa.

Los fabricantes de coches usan algoritmos de cifrado patentados, y a menudo poco sofisticados, que hacen caso omiso de los estándares de la industria y los sistemas antirrobo quedan totalmente obsoletos en el momento en que los coches que protegen salen al mercado.

Empresas líderes en ciberseguridad como Kaspersky y AVL se han aliado para reforzar la seguridad de los coches conectados actuales y sus investigaciones han contribuido enormemente a la prevención de robos.

*Con información de Kaspersky.